Más sobre este tema

¿Cómo calcular el precio de una casa con terreno?

Calcular el valor de una casa con terreno

 Cuando hablamos de tasación inmobiliaria, existe un método para valorar una casa con terreno de una manera más precisa.  En primer lugar habrá que hacer una tasación del inmueble en sí. Seguidamente hay que añadirle el valor del terreno y de los elementos que se encuentran en él.

Tabla de contenido

Tasar correctamente de la superficie de una casa con terreno

Para conocer el valor exacto de una propiedad, hay que empezar por calcular la superficie total. En primer lugar hay que diferenciar entre la superficie construida y la superficie útil. La superficie construida es la superficie total y la superficie útil de una casa, como su nombre indica, incluye los espacios que van a ser utilizados.

En la superficie últil incluiremos habitaciones, baños, cocina e incluso armarios. El caso de las terrazas, patios y azoteas es distinto ya que deben estar cubiertas para poder considerar el 50% de su superficie como superficie útil. Por el contrario, a esta superficie no hay que sumarle el espacio que ocupa la estructuta, la tabiquería, las instalaciones los cerramientos y/o conductos de ventilación. Tampoco incluye los sótanos, jardines y garajes.

Es muy importante tener en cuenta estos datos ya que el precio por m² varía bastante y a la hora de comprar o vender deben estar especificados correctamente para que no haya malentendidos.

¿Cómo calcular el precio de una casa con jardín?

Para los espacios exteriores, las reglas de ponderación son diferentes. A la hora de estimar el precio de una casa con jardín, hay que tenerlos en cuenta para evitar cualquier error. Las terrazas cuentan con un tercio de su superficie. En cambio, los jardines se estiman por separado y, por tanto, no se ven afectados por esta ponderación. Por el contrario, es un activo adicional que permite registrar una plusvalía en caso de reventa. 

Por tanto, el terreno se contabiliza por separado de la superficie habitable del inmueble. Para estimar el valor real de una casa con terreno, tendrás que sumar la superficie de la casa después de aplicar todos los coeficientes correctores. Luego, la estimación de los espacios exteriores le permite obtener una visión global del valor de su propiedad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el jardín de uso privado forma parte de la superficie habitable de una casa cuando está climatizada. Por lo tanto, el cálculo del precio de la casa con terreno será diferente en este caso, ya que el precio por metro cuadrado será mayor que el de una parcela desnuda.

¿Cómo calcular el precio de una casa con piscina?

Al igual que un jardín, una piscina añade valor a una propiedad. Esta no se incluye dentro del cálculo de la superficie habitable, pero su valor influirá positivamente en el precio de venta final.

Algunos profesionales inmobiliarios aconsejan añadir el 80% del precio de construcción de la piscina si tiene menos de un año. En cambio, si fuera necesario realizar obras, sólo se tendría en cuenta el 10%.

En caso de venta, se recomienda también mencionar si, aunque el terreno no cuente con piscina, es posible su construcción. Este dato puede ser interesante para posibles compradores aunque no presentará un valor añadido tan grande.

Puntos a tener en cuenta a la hora de estimar el precio de una casa con terreno

  • Calcular la superficie habitable de la casa
  • Tener en cuenta las reglas de ponderación para determinadas superficies
  • Añadir el valor del terreno
  • Añadir los elementos que aumenten el valor de la propiedad en caso de venta

FAQ

Estas herramientas son muy útiles para obtener un valor indicativo. Le permiten saber en qué rango de precios puede ponerse en venta su propiedad. Tras la primera tasación online, puede recurrir a un experto para pulir la valoración de una casa nueva o de la renovación de un apartamento o un edificio.

La superficie edificable corresponde al número de metros cuadrados en los que se permite la construcción. Para hacer este cáculo hay que tener información sobre la parcela, la referencia catastral y la clase del suelo. Con esta información relacionaremos los datos de edificabilidad del catastro por los metros del solar.

Para saber la superficie no edificable de un terreno, basta con deducir la superficie edificable de la superficie total de la parcela.